Hasta Kevin McCallister necesita un poco de ayuda de el Asistente de Google…