* Alerta de Spoilers *

Si aún no has visto la temporada final, y la quieres ver, mejor no leas el artículo.

Recientemente tuve la oportunidad de ver la temporada final de House of Cards mis expectativas eran bastante altas, aun teniendo en cuenta de que Frank Underwood ya no iba a estar presente por sus problemas legales, sin embargo desde el primer capítulo de la temporada me fui decepcionando más y más y más…

En un inicio me parecía genial la idea de que una mujer tuviera el protagonismo y se mostrara como la presidenta de Estados Unidos, me imaginaba que a partir de ahí la trama se iba a poner mucho más interesante, ya que en muchas temporadas anteriores habíamos podido ver como Claire era un personaje que estaba a la altura de Frank.

Si bien es cierto el personaje de Claire es fuerte y tiene en la misma astucia que su predecesor, la trama se empieza a sentir por momentos floja e incluso predecible; el ver personajes que regresan después de algunas temporadas (y otros nuevos), parecía un intento desesperado por llenar el vacío que Frank dejó.

House of Cards – El primer gabinete de Gobierno conformado solo por mujeres

Doug Stamper por otro lado, idolatra a su recién fallecido exjefe, odia a la nueva presidenta e intenta desesperadamente obtener el lugar que según él se merece, y en ese desesperado intento desaparece su verdadera esencia.

Doug Stamper

Desde mi perspectiva la trama simplemente no funciona sin Frank Underwood, parece querer abarcar demasiados y complejos temas y al final deja una historia inconclusa y que dan ganas de nunca querer saber su verdadero desenlace.

¿Vale la pena verla? Posiblemente sí, sólo por quitarse la curiosidad de ver en otra faceta a Claire

¿La recomiendo? No, creo que la historia se debió de haber acabado en la temporada anterior y dejando un final más interesante.

¿Ya viste la temporada final de House of Cards?¿Que te pareció?